Están de gira por España con su espectáculo "Viejos harmerreíres"

Les Luthiers depositarán su legado en una caja fuerte

Es un espacio de seguridad que primero funcionó como caja fuerte del Banco Español del Río de la Plata y después del Banco Central y que ahora acoge textos y documentos que quieran aportar escritores, cineastas, músicos, artistas, científicos y arquitectos.


Les Luthiers están de gira por España con su espectáculo "Viejos harmerreíres" y dejarán su legado " de gran valor simbólico" y se convertirán en los primeros humoristas en ocupar uno de los cofres de seguridad de la cámara acorazada ubicada en el sótano del Edificio de las Cariátides, en el número 49 de la calle Alcalá (pleno centro de Madrid) que ahora es sede del Instituto Cervantes.

La construcción antes había albergado durante décadas al Banco Español del Río de la Plata, también al Banco Central, Banco Central Hispano y el ICO y desde 2007, cuando cambió la función del edificio decidieron darle un uso distinto a las más de 1.800 cajas de seguridad.

El Instituto Cervantes la llama "Caja de Las Letras" y es "una cápsula del tiempo para la cultura". El grupo humorístico argentino Les Luthiers se unirá la próxima semana al selecto club de la treintena de intelectuales y artistas, entre ellos Juan Gelman, Nicanor Parra, Alicia Alonso y Francisco Ayala, que tienen depositado un legado allí donde hay pensamientos, música, objetos.

El Cervantes homenajeará a Les Luthiers ese mismo día, el próximo 10 de octubre, con una mesa redonda en la que participarán ellos y Joan Manuel Serrat, Alex Grijelmo, Daniel Samper y Luis García Montero.

También permanecen allí, bajo llave, las propuestas del compositor Cristóbal Halffter, la actriz Nuria Espert o la bailarina cubana Alicia Alonso, escritores como Eduardo Mendoza, Ana María Matute o Juan Marsé. El director de cine Luis García Berlanga dejó un mensaje en la suya hace 11 años, que no se podrá abrir hasta 2021. Y para saber el resto habrá que esperar. Hasta la fecha, solo la caja de la editora Carmen Balcells y la de la investigadora Margarita Salas han sido abiertas. (filonews)