116ª Asamblea Plenaria de la CEA

El Episcopado agradeció al Papa la beatificación de Angelelli y sus compañeros mártires

Desde la 116ª Asamblea Plenaria de la CEA enviaron una carta al papa Francisco, en la que le agradecen la próxima beatificación de monseñor Enrique Angelelli, los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longueville, y el laico Wenceslao Pedernera.


Los obispos que participan en Pilar de la 116ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) enviaron una carta al papa Francisco, en la que le agradecen la próxima beatificación de monseñor Enrique Angelelli, los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longueville, y el laico Wenceslao Pedernera. 

“Los mártires riojanos son una bendición para la Iglesia en la Argentina. Que la sangre derramada por ellos fecunde nuestro compromiso apostólico y nuestro camino de santidad”, piden. 

En la misiva, los obispos argentinos saludan al pontífice y le expresan su afecto, además de subrayar: “Con usted y como usted queremos estar cerca de Jesucristo y de los pobres para amarlos y servirlos como Él y vivir la alegría de la comunión y la unidad”. 

Texto de la carta

Queridísimo Padre: Reunidos en la 116a Asamblea Plenaria del Episcopado argentino, queremos saludarlo y expresarle nuestro afecto fraterno. 

Con usted y como usted queremos estar cerca de Jesucristo y de los pobres para amarlos y servirlos como Él y vivir la alegría de la comunión y la unidad. “Queremos agradecerle la comunicación de la próxima beatificación de Mons. Angelelli, los sacerdotes Murias y Longueville, y el laico Pedernera. Los mártires riojanos son una bendición para la Iglesia en la Argentina. Que la sangre derramada por ellos fecunde nuestro compromiso apostólico y nuestro camino de santidad. 

Le aseguramos nuestra oración y pedimos su paterna bendición. En Cristo, Buen Pastor, y bajo la mirada de nuestra Madre la Virgen de Luján. 

Firman la carta el obispo de San Isidro y presidente de la CEA, monseñor Oscar Vicente Ojea, y el obispo de Chascomús y secretario general de la CEA, monseñor Carlos Humberto Malfa.