En el country Abril

Por "lavado de dinero" detuvieron a "Nené", la madre del sindicalista del SOEME Marcelo Balcedo que "sigue preso en Uruguay"

Myriam Renée "Nené" Chávez está acusada de los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero. Su hijo está en prisión desde enero. Por orden del juez federal de La Plata,a Ernesto Kreplak fue detenida en el Country "Abril".


Detuvieron a Myriam Renée Chávez de Balcedo, más conocida como "Nené", la madre del gremialista Marcelo Balcedo, el titular del sindicato SOEME que está preso en Uruguay. La empresaria fue arrestada en su lujosa casa en el Country "Abril" en Hudson, acusada por los delitos de lavado de dinero y asociación ilícita. Está sospechada de haber recibido $ 64 millones entre 2012 y 2017.

La captura de fue ordenada por el juez federal de La Plata Ernesto Kreplak y la realizó la Gendarmería Nacional en la casa de la empresaria en el Country "Abril", junto a otras seis detenciones que se dispusieron en la investigación. Los nuevos arrestos se suman al de su hijo, que permanece detenido desde enero en Uruguay como jefe de la asociación ilícita junto a su mujer Paola Fiege, y sobre quienes pesan pedidos de extradición del juez Kreplak. A su vez, la Justicia uruguaya extendió por 120 días la prisión preventiva de ambos.

"Nené" Chávez es dueña del Diario "Hoy" de La Plata y también de Radio FM Red 92, también de esa ciudad. Según la información que maneja el juez, se desviaron fondos de las cuentas del SOEME para pagar el alquiler donde funciona el matutino y su imprenta. Además se detectó que de las cuentas del gremio se extrajeron $ 64 millones a favor de las cuentas de Chávez, entre 2012 Y 2017. De ese total $ 43 millones se desviaron de forma directa, mientras que recibió $ 21 millones de parte de tercerizadas.

Kreplak investiga en la causa maniobras por lavado de dinero que tienen como origen la defraudación a los afiliados del SOEME, ya que se detectó que Balcedo, a través de su mano derecha Mauricio Yebra -también detenido en la causa- retiró unos $ 80 millones entre los años 2012 y 2013 de una cuenta del sindicato en el Banco Columbia, a partir del poder que le había otorgado el líder sindical para operar en su vaciamiento. (TN)