Ante las tragedias causadas por conductores alcoholizados o drogados

La Plata: Corazones Azules presentó ante el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza de " tolerancia cero al alcohol y las drogas" para automovilistas

La Ong internacional "Corazones Azules" presentó ante el Deliberativo platense un proyecto de ordenanza para que el la Ciudad Capital haya "tolerancia cero" en los conductores que hayan bebido alcohol, consumido estupefacientes o psicotrópicos.


“Estudios internacionales indican que una persona alcoholizada o bajo efectos de estupefacientes tiene 1700% más posibilidades de protagonizar un siniestro vial ”,aseguraron desde la ONG internacional "Corazones Azules" al presentar en la Municipalidad de La Plata, un proyecto de ordenanza, a fin de ser estudiado  por el Concejo Deliberante, con el claro objetivo de que haya "tolerancia cero" en los conductores que hayan bebido alcohol, consumido estupefacientes o psicotrópicos.

Al respecto, desde  "Corazones Azules"  señalaron: "Esta presentación se realiza con carácter URGENTE, debido a la extrema gravedad de la inseguridad vial que padecen las personas que transitan las avenidas y calles platenses;  que se refleja en el lamentable récord de muertes, heridos, invalidez y familias destrozadas como consecuencia directa del inaceptable número de siniestros viales".

Seguidamente, explicaron: "El carácter de URGENTE se fundamenta en que durante la primavera y verano aumenta al consumo de alcohol, lo que invalida los reflejos de los conductores. A lo que se agrega el uso de estupefacientes y la ingesta de psicotrópicos. Nuestra ONG tiene conocimiento que estudios realizados indican que una persona alcoholizada o bajo efectos de estupefacientes tiene 1700% más posibilidades de protagonizar un siniestro vial. Además, realizamos un trabajo estadístico que reflejó un fuerte aumento en el consumo de alcohol; en especial cerveza, que se produce durante la primavera y el verano y que reflejó cifras realmente alarmantes".

Y ampliaron: "Cuando las temperaturas superan los 20 grados centígrados, se incrementa el consumo de bebidas alcohólicas. La situación se torna grave cuando los valores siguen en alza dado que el consumo aumenta de manera exponencial con cada grado centígrado de suba". 

"Con más de 30 grados de temperatura la suba en el consumo se dispara a más del 200% en comparación con lo consumido durante los meses invernales", completaron.

Luego, sostuvieron: "Lo ocurrido durante este último verano no puede repetirse jamás, por lo que el Concejo Deliberante deberá concientizarse al momento de tratar este proyecto). En lo que va del año, en la Ciudad de La Plata, se registraron 55 muertes viales, de las cuales 27 o sea prácticamente la mitad; ocurrieron entre los meses de enero, febrero, marzo y septiembre". 

"El proyecto presentado es práctico, fácilmente aplicable y no escapa a la tendencia que otras ciudades de Argentina y del mundo implementan. La Plata no puede seguir con una política en materia vial que parece buscar más la recaudación que la preservación de vidas humanas, con el absurdo de no reconocer que un siniestro vial demanda además una pérdida material que supera lo recaudado por multas", finalizaron desde la Ong que lidera Pedro Perrotta.

Texto completo de la iniciativa y fundamentación

EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE LA CIUDAD DE LA PLATA SANCIONA CON FUERZA DE 

O R D E N A N Z A

Artículo 1°-. Queda prohibido, en todo el territorio del Partido La Plata la conducción de cualquier tipo y/o especie de vehículo y/o medio de transporte con una presencia de alcohol en sangre superior a cero (0) miligramos por litro de sangre.

Artículo 2º-.  Queda prohibido, en todo el territorio del Partido La Plata la conducción de cualquier tipo de vehículos bajo el consumo de estupefacientes y/o psicotrópicos y/o cualquier otra sustancia que disminuya la aptitud de conducir.

Artículo 3º-. Sobre el control de alcoholemia y drogas, el conductor tiene la obligación de realizar las pruebas destinadas a determinar su estado de intoxicación alcohólica o por drogas,  y así poder determinar su condición o no para conducir. Si el conductor se negara al control dicha acción será considera como una falta y será sancionada con multa de 5.000 a 35.000 pesos, inhabilitación para conducir y secuestro del vehículo. Esta multa no admitirá pago voluntario. Además quienes sean multados deberán cumplir con un curso obligatorio sobre seguridad y responsabilidad vial.

Artículo 4º-. En los casos que los conductores sean infractores reincidentes, la pena pecuniaria se elevará al doble de la multa inicial.

Artículo 5º-. Los comercios o establecimientos habilitados para el consumo de bebidas alcohólicas deberán exhibir un cartel informativo en lugar visible que establezca la prohibición de conducir bajo los efectos del alcohol, cualquier sea su graduación en sangre.  Dicho cartel será provisto por la Agencia Municipal de Recaudación (APR) de manera gratuita.

Artículo 6° -. La Secretaria De Convivencia y Control Ciudadano será la encargada de realizar la señalización preventiva necesaria mediante cartelería, distribuida en los principales accesos de la ciudad y lugares recreativos,   la cual advertirá a los conductores que “no pueden conducir con un porcentaje de alcohol, estupefacientes y/o psicotrópicos y/o cualquier otra sustancia que disminuya la aptitud de conducir”.

Artículo 7º-. Registrese, dése al Libro de Actas y comuníquese al Departamento Ejecutivo.-

FUNDAMENTOS

Concientizar, educar y controlar.

Esos son los ejes sobre los cuales debe asentarse una política que pretenda lograr un consumo de alcohol responsable.

La premisa debe ser tenida en cuenta en materia de conducción de vehículos donde, las consecuencias de un consumo excesivo pueden ocasionar graves e irreparables daños en personas y bienes.

No solamente en el orden nacional y provincial, sino también en el orden municipal el alcoholismo continúa siendo una adicción problemática y la sustancia más consumida por los jóvenes.

Se debe partir de la premisa que “beber” y conducir” son acciones incompatibles que atentan contra la propia salud y la de los demás.

La seguridad vial es una responsabilidad de todos y a la vez es una decisión de todos velar por ella, y esto corresponde a la preocupación que nos genera la gran cantidad de accidentes de tránsito que hay en la ciudad.

La ley nacional de lucha contra el alcoholismo Nº 24788 establece para conductores profesionales (transporte de pasajeros, carga o menores) grado de tolerancia cero para conducir. Misma prohibición se debe extender para todo aquel que se ubica detrás de un volante.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en América Latina y el Caribe cada persona consume una media de 8,4 litros de alcohol puro al año, que supera en 2,2 litros el promedio mundial. Y el país que se lleva el primer puesto arrasa con una cifra que supera la media latinoamericana: es Chile con 9,6 litros de alcohol puro per cápita, seguida por Argentina, con 9,3 litros y Venezuela, con 8,9 litros.

Los efectos del alcohol en la conducción de vehículos sigue siendo una de las principales causas en la ocurrencia de accidentes de tránsito y algunas estadísticas hablan que el 50% de los mismos ocurren por esta razón.

Al respecto la ONG Corazones Azules, dedicado a la concientización en materia vial, tras estudios estadísticos advierte sobre el inminente aumento del peligro de siniestros viales inducidos por la mayor ingesta de bebidas alcohólicas que se produce en épocas estivales con la llegada de temperaturas más elevadas.

Cuando las temperaturas superan los 20 grados centígrados, se inicia el incremento del consumo de bebidas alcohólicas  que llega a un crecimiento del 50% promedio en relación con el promedio del consumo en invierno cuando la temperatura alcanza los 25 grados centígrados.

La situación se torna grave cuando las temperaturas siguen en alza dado que el consumo aumenta de manera exponencial,  con más de 30 grados de temperatura la suba en el consumo se dispara a más del 200% en comparación con lo consumido durante los meses invernales, por lo que el peligro de siniestros viales en las calles platenses también aumenta.

En lo que va del año en la ciudad de La Plata se registraron 55 muertes viales, de las cuales 27 ocurrieron entre los meses de enero, febrero, marzo y septiembre. En 2016 esa cifra fue de 95; la misma ascendió a 105 en 2017, también en 2017 y en base a datos aportados por las fiscalías locales hubo en la capital de la provincia cerca de 3.000 accidentes y siniestros viales, cifra que puede ser aún mayor dado que no se tiene registro de los accidentes que pasan solo por la aseguradoras.

En 2018 de 55 muertos viales, 21 de ellos eran menores de 25 años, 5 de ellos eran menores de edad y manejaban moto (16/17 años). En 2017 sobre 105 muertos, 42 eran menores de 25 años, 5 eran menores de edad y 2 de ellos manejaban moto.

En 2017 tuvimos 105 víctimas fatales superando a seis provincias, las de: Chubut con 64; La Pampa con 73;  La Rioja con 77; Neuquén con 85; Santa Cruz: con 46 y Tierra del Fuego con 10.

De acuerdo a estudios sobre el tema, un conductor alcoholizado tiene 17 veces más riesgo de estar involucrado en un choque fatal que una persona que maneja en condiciones normales.

En el mismo sentido, y según el informe sobre Drogas y Seguridad Vial del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, “las sustancias psicotrópicas de  mayor  uso  recreativo  en  nuestro  medio pueden  tener  efecto  depresor  del  sistema  nervioso central  (como  el  alcohol,  la  marihuana,  los  derivados opioides y las benzodiacepinas), estimulante (el caso  de  la  cocaína  y  los  derivados  de  anfetaminas como el éxtasis) o bien efecto psicodisléptico o sea, que distorsiona la percepción (como la marihuana o el ácido lisérgico). La presencia de estas drogas en sangre  puede  aumentar  la  tendencia  a  tomar  riesgos al conducir, disminuir la coordinación motora y el  tono  muscular, distorsionar el  cálculo  de  distancias y velocidades, afectar el tiempo de reacción o la agudeza visual o bien afectar la orientación espacial y temporal. Más   específicamente, el tetrahidrocannabinol (THC), componente activo de la marihuana, reduce la concentración y altera la percepción -por ejemplo, la  distancia  de  otros  vehículos  o  el  tiempo  de  frenado”.

En breve las altas temperaturas comenzarán a manifestarse en nuestra ciudad, y junto con ella también se dará un aumento del consumo del alcohol y de la circulación de vehículos sobre todo en horarios nocturnos, situación que amerita que el Estado municipal tome medidas que sean preventivas para así poder preservar la vida y la salud de quienes circulan por las calles de La Plata.

La tolerancia cero en alcohol debe funcionar no solo como una acción preventiva, sino también como disuasoria para la población en general.

Finalmente consideramos que es importante poner en práctica la figura de Conductor Designado, como herramienta de prevención y concientización.

Entendemos que si bien una ordenanza en este caso no puede por sí sola modificar esta realidad, pues es necesario educar, concientizar y controlar sobre la temática, y en este sentido va nuestra propuesta que tiene la clara intención de convertirse en un valladar para lograr que se tome conciencia de la situación.

Por todo ello, solicito sea sancionada la presente.