También recibió el premio Hoja de Roble

Alejandro Sabella fue distinguido como "Huésped de Honor Extraordinario de la UNLP"

"Pachorra" Sabella, el DT de la Selección Nacional de Fútbol subcampeona en Brasil 2014 recibió el diploma de manos del presidente Fernando Tauber y enfatizó: "Obtener este reconocimiento de la Universidad Pública es algo que me abruma".


En una jornada cargada de emoción, anécdotas y recuerdos, la Universidad Nacional de La Plata distinguió a Alejandro Sabella ex entrenador del Estudiantes campeón de América y de la Selección Nacional subcampeona de mundo. "Pachorra", como se lo conoce en el mundo del fútbol recibió de manos del presidente de la UNLP, Fernando Tauber, el diploma de Huésped de Honor Extraordinario de la Casa de Altos Estudios platense, en reconocimiento a su trayectoria deportiva.

En su visita a la Universidad, Sabella participó además de un encuentro en el marco de las IX Jornadas de Capacitación en Deportes y sus Ciencias Aplicadas, que está llevando adelante la dirección de Deportes de la UNLP. En el edificio Sergio Karakachoff, y ante una multitud que lo aplaudió de pie, el DT también recibió el premio Hoja de Roble.

“Uno está acostumbrado a recibir distinciones y reconocimientos de instituciones ligadas al deporte; pero para mi recibir este premio de una Universidad es algo que me abruma, me supera. Una Universidad pública y gratuita, que no todos los países del mundo la tienen"; destacó Sabella tras recibir su título de Huésped de Honor Extraordinario.

Sabella, ex jugador y director técnico de Estudiantes de La Plata aprovechó su presencia en la Universidad para dirigir un mensaje a los cientos de jóvenes que colmaron el salón: “La búsqueda de conocimiento es una actitud permanente de humildad, sacrificio, lucha, estudio y tiene, como las monedas, dos caras: el estudiar y el aprender. El alumno del maestro y el maestro del alumno”. 

Seguidamente, el ex DT de la Selección Nacional consideró: “"Siempre podemos aprender y enseñar. Todo lo tenemos que hacer con el otro, no sobre el otro. Solos no podemos hacer nada. Solo un equipo de fútbol no triunfa, ni un DT, ni tampoco nos recibimos".

Sin dudas, el momento de mayor emoción se vivió cuando Sabella se refirió a la enfermedad que debió enfrentar hasta hace poco tiempo. “Cuando yo estaba peleando para ver si seguía acá con ustedes o me iba para el otro lado, me acordé lo que les decía a mis alumnos, a mis jugadores: 'No pueden dar menos del 100%'. Y si se los pedía a ellos, yo tenía que luchar para mantenerme con vida", dijo. 

"Pachorra", como se lo llama cariñosamente y con afecto, concluyó diciendo “Las adversidades forman parte de nuestro camino y nos obligan a ser mejores. Y no se olviden nunca de dos palabras que son fundamentales: 'Por favor y muchas gracias'".