Operó durante casi una década

Cayó una banda integrada por policías, presos y barrabravas

Nueve integrantes de una banda integrada por policías, barrabravas y presos fueron detenidos este lunes en operativos realizados en la ciudad de La Plata, y son acusados de realizar entraderas y homicidios, al menos desde el año 2010. Mira video en CAGL.tv!!!


La investigación comenzó en 2010 tras el asesinato de Juan Roberto Farías.  Detuvieron a once personas acusadas de homicidio, robo agravado, asociación ilícita y encubrimiento, mira momentos de los allanamientos y detención en video por CAGL.tv.

La banda pudo ser desbaratada tras 18 allanamientos realizados por la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. La investigación se inició en 2010, tras el crimen de un joven de 34 años durante una entradera. En ese momento, la policía logró detener a uno de los autores del asesinato, pero continuó con la investigación hasta dar cuenta de una amplia red de complicidades que involucraba a policías bonaerenses, presos alojados en la cárcel de Olmos, en La Plata, y barras de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

El homicidio que inició la investigación de la fiscalía N°2 de La Plata se produjo en la madrugada del 1 de diciembre de 2010, cuando Roberto Farías llegaba a su edificio de la avenida 44 de la ciudad de La Plata y lo abordaron varios delincuentes que a punta de pistola ingresaron con él. Mientras apuntaban a la víctima, ingresaron en el departamento 5° B, donde estaba la pareja de Farías, Nadia Mariscal y su hija de 9 años. A la nena no la despertaron y a la joven la encerraron en la habitación antes de escapar con 20.500 pesos, 400 dólares y joyas.

Farías salió del departamento con los delincuentes, quienes le dispararon tres tiros en el hall del edificio: uno en el brazo derecho, otro bajo la barbilla y el último en el pecho. Horas más tarde, a las 18.40 de ese mismo día, policías de la comisaría Segunda encontraron un Volkswagen Suran azul totalmente quemado, junto con dos cargadores de pistola 9 milímetros marca Bersa, vainas y proyectiles del mismo calibre, además del celular de Nadia Mariscal.

Tras la muerte de Farías, la banda continuó operando mientras los líderes utilizaban sus influencias en la Policía Bonaerense para encubrir sus delitos entre los que se enumeran robo de autos y venta de drogas. Los detenidos también estaban en el negocio de las autopartes y los autos mellizos.

Según indica el Diario "Clarín", la hipótesis que se maneja en la UFI Nº 2, a cargo de la fiscal Betina Lacki, es que Farías tenía una relación estrecha con los detenidos y su muerte podría haber derivado de “fuego amigo”. Mediante un megaoperativo de 18 allanamientos en simultáneo organizado por la bonaerense junto con la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria, detuvieron a 11 de sus integrantes, entre los que aparecen tres oficiales, un barrabrava de Gimnasia y Esgrima de La Plata, y Carlos Bertoni, hermano del exdelantero Daniel Bertoni.

Para los investigadores, los líderes de la organización serían el comisario inspector Gustavo Bursztyn, del Comando de Patrullas de La Plata; y el teniente 1° Gustavo Mena, un ex jefe de calle de la comisaría 2° de La Plata que fue pasado a disponibilidad en 2015.

En 2013, gracias a los datos brindados por la pareja de Farías, detuvieron a Adrián “El Quichua” Manes, a quien Farías le abrió la puerta para que entrara al departamento. Según la investigación, Manes también robaba para Bursztyn y Mena. Manes estuvo preso por el asesinato. En 2017 le dieron el beneficio de la prisión domiciliaria pero volvieron a detenerlo en la Unidad Penitenciaria N° 9 de La Plata porque aún con la pulsera electrónica se dedicaba a la venta de drogas. (Radio Mitre)