Abusos por parte de la iglesia

Esperan la remoción de "al menos" cuatro obispos tras la carta del Papa

Los religiosos acusados se consideran parte del círculo íntimo del párroco Karadima y podrían dar un paso al costado en los próximos días.


La carta que el papa Francisco envió a la Iglesia chilena reconociendo sus "graves errores" en el manejo de las acusaciones por encubrimiento contra el obispo Juan Barros, derivaría en la remoción de "al menos" cuatro religiosos, mientras se confirmó hoy que el pontífice recibirá en 15 días a tres víctimas de abusos del párroco Fernando Karadima.

Según fuentes vaticanas, en el marco de la llegada a Roma de la conferencia episcopal chilena prevista para la tercera semana de mayo podrían darse los alejamientos de los obispos Tomislav Koljatic, Horacio Valenzuela, Andrés Arteaga y Barros, el acusado de haber encubierto los abusos por los que Karadima fue condenado en 2011.

Los cuatro obispos se consideran parte del círculo íntimo de Karadima y podrían dar un paso al costado en los próximos días, luego de la carta de Jorge Bergoglio en la que convocó a la jerarquía eclesial chilena para discutir los pasos a seguir tras el escándalo heredado de la década pasada que se convirtió en un dolor de cabeza para el pontífice.