De visita por primera vez en Buenos Aires

Geoff Emerick: "Los Beatles eran algo serio, pero era divertido verlos trabajar"

El británico fue parte de la banda más emblemática del rock. Con nostalgia recordó los días que compartió junto a los cuatro de Liverpool.
Por Hernani Natale


El ingeniero de sonido británico Geoff Emerick, conocido por haber trabajado en los discos más revolucionarios de The Beatles, como “Revolver” y “Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band”, entre otros, afirmó que el famoso cuarteto de Liverpool “era algo serio”, aunque destacó que “era muy divertido verlos trabajar”.

“Conociendo a los Beatles y viendo a otros artistas, cuando los conocí me parecieron muy divertidos”, especificó Emerick al recordar su primer encuentro con los “Fabuloso Cuatro” y su relación a lo largo de los años.

De visita por primera vez en Buenos Aires, en donde ofreció una masterclass y una serie de charlas, el ingeniero de sonido relató de primera mano muchas de las experiencias vividas durante la grabación de los discos más revolucionarios en la historia de la música popular, especialmente por sus innovaciones tecnológicas.

Ocurre que Emerick ha sido partícipe en esta historia desde los primeros tiempos, cuando con apenas 16 años asistió la primera sesión del grupo en EMI, al registrar “Love me do”, colaboró en la gestación de otros éxitos como “She loves you” y “Help!”, y asumió como “ingeniero titular” con solo 20 años, en 1966, cuando la banda se aprestaba a grabar “Revolver”.

Como si fuera poco, en su primera sesión en la consola, ante unos Beatles que ya eran un fenómeno mundial, el ingeniero tuvo que hacer frente a los alocados pedidos de John Lennon, que quería que su voz sonara como “el Dalai Lama hablando desde la cima de una montaña”, en “Tomorrow never knows”.

Además de este desafío, en los años siguientes Emerick estuvo a cargo del registro de “Sergeant Pepper's...”, en donde entre otras cosas se llevó a cabo la famosa sesión de “A day in the life”, en la una orquesta sinfónica grabó sin partituras, con la única indicación de las notas más altas y bajas que debían tocar.

Cargado de gran cantidad de anécdotas y con la autoridad de haber implementado muchas de las innovaciones que cambiaron el rumbo de la música popular, Emerick encaró una serie de charlas en el país que continuarán en junio, cuando regrese para nuevas conferencias, que se expandirán también por otros países de la región, según confirmó el productor Martín Kano, responsable de la presencia del famoso ingeniero en la Argentina.

“Quiero transmitir el valor artístico y el lado artístico de hacer música, porque cuando empecé a trabajar no había muchas técnicas, solo se apretaban botones”, expresó Emerick al referirse al objetivo de estas charlas.

El técnico repasó algunas de sus páginas más gloriosas, ligadas al famoso cuarteto que revolucionó la música popular.

- ¿Cómo recuerda su primera sesión con The Beatles?
- Geoff Emerick: Empezamos juntos. Ellos vinieron a grabar su primer disco y yo me sentaba por primera vez en una consola, era muy joven. Hasta entonces no había operado máquinas, solo me hacían limpiar el piso y cosas así en EMI. Así que fue un trabajo muy importante para mí. Solo sabía que era una banda de Liverpool. Cuando los vi por primera vez me di cuenta que estaban aprendiendo en el estudio, y George Martin era como un profesor de escuela que les enseñaba el oficio. Eventualmente, conociéndolos y viendo a otros artistas, los encontré muy divertidos. Eran algo serio pero era gente muy divertida. Nos divertíamos como lo hacen los chicos cuando estudian y van al colegio.