LIBRO

Diana Aisenberg: "Para mí el arte no es resistencia sino el lugar de 'insometible'"

Confeccionar una playlist de música para trabajar, hacernos preguntas existenciales, obsequiarse regalos entre los alumnos son tan sólo algunos de los ejercicios que la artista va desglosando a lo largo de sta entrevista.
Por Mercedes Ezquiaga


Como una suerte de cuaderno de bitácora que combina reflexiones, saberes y rituales, el libro "MDA. Apuntes para un aprendizaje del arte" de Diana Aisenberg, propone un acercamiento a la tarea docente de esta artista, figura destacada de la escena argentina y una de las más reconocidas formadora de artistas plásticos desde hace más de 30 años a través de talleres y clínicas, cuyo gran motor es aprender a mirar la producción propia.

Publicado por Adriana Hidalgo, el libro "MDA" (Método Diana Aisenberg) desmenuza el modo de trabajo que se realiza puertas adentro del taller de la avenida Corrientes, en el límite entre Abasto y Almagro, un espacio donde se debate e interroga sobre la producción creativa propia y ajena desde una mirada desacralizada, a través de ejercicios como rondas de preguntas, búsqueda de referencias y confección de listas, herramientas que ayudan a ordenar y a pensar, así como a la permanente exploración.

"A veces pienso que la faceta docente es mi mejor obra. Después sé que no podría hacer ninguna obra si no pintara, que los problemas que trato son los de la historia del arte y los míos propios, que se hacen universales cuando se van compartiendo con tantas personas", dice Aisenberg, la inventora de este método de educación no formal al que suscribieron miles de adeptos. 

G