homicidio agravado

La Sala VI de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional confirmó el procesamiento de Luis Oscar Chocobar

Lo resolvió la Sala VI de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional. El Tribunal modificó la calificación legal por la de homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber.


La Sala VI de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional resolvió dejar firme la medida que dictó en enero el juez de Menores 1, Enrique Velázquez, y desechó la apelación de la defensa de Chocobar, que había pedido su sobreseimiento por legítima defensa. Los jueces Julio Lucini, Rodolfo Pociello Argerich y Mariano González Palazzo sólo hicieron lugar a revocar el embargo de 400.000 pesos en contra del efectivo, pero modificaron levemente el delito que le imputan, que ahora es "homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego, en exceso en el cumplimiento de un deber".

Sin embargo, el Código Penal establece la misma pena para este delito y el homicidio con exceso en la legítima defensa, de seis meses a cinco años de prisión, como el homicidio culposo, cometido por impericia o imprudencia. Los camaristas además sugirieron realizar una "reconstrucción del hecho con presencia de los organismos periciales pertinentes e integrantes del Cuerpo Médico Forense para que se establezcan claramente" las circunstancias en las que terminó muerto el ladrón Juan Pablo Kukoc (18).

En el fallo, los jueces dijeron que el policía no quiso matar a Kukok, que le disparó a las piernas y que posiblemente lo que ocurrió, aunque debe profundizarse la investigación, es que en ese momento, el ladrón se agachó y por eso uno de los balazos le ingresó por arriba de la cintura. En definitiva, señalaron que “no lo hizo cuando el imputado estaba detenido o en posición más favorable para que fueran letales” los disparos.

Respecto al accionar del policía, el fallo dice: “Nuestro sistema jurídico no coloca en pie de igualdad en el castigo al sujeto que pretende quitar la vida a una persona con aquél que provoca ese resultado sin intención y en el marco de una actuación funcional, porque el grado de injusto es menor. Pero obtenerlo en un exceso de su ejercicio no necesariamente lo exime de sanción y, en ese convencimiento, con ese alcance y aun desde otra óptica, compartimos lo resuelto por el juez de grado".

“Esta alzada sugiere se realice la reconstrucción del hecho con presencia de los organismos periciales pertinentes e integrantes del Cuerpo Médico Forense para que se establezca claramente la distancia de los disparos y en qué ángulos habrían ingresado en el cuerpo de Kukoc, entre otros puntos que complemente el Juez como de interés”, indica el fallo.