CAFÉ VINILO

A sala llena, Fernando Cabrera adelantó "432" antes de su edición en el país

El artista uruguayo combinó anoche en Vinilo composiciones antiguas con el repertorio que, oficialmente, recién presentará dentro de algunos meses cuando el disco tenga una edición argentina.


Acaso en su momento de mayor reconocimiento público en la Argentina, el compositor y guitarrista uruguayo Fernando Cabrera inauguró anoche un ciclo de conciertos en el Café Vinilo de Palermo en el que, más que abrevar en las canciones ya afirmadas en el gusto del oyente, reivindicó su inquietud por el cambio y mostró algunas de las canciones de un disco, "432", que aún no fue editado en el país.

Habrá que advertir que Cabrera, si se trata de ofrecer una retrospectiva o un adelanto de aquello que prepara en la intimidad, tiene muchos enfoques para elegir dentro de un universo que, aunque en los medios se reflejó en los últimos años con un manojo de canciones, tiene cuatro décadas de tránsito y una usina con más de 300 creaciones originales.

Toda una complejidad genera intentar presentar en un par de enunciados el perfil o el sentido de su nuevo álbum y la razón es evidente: La disparidad de formatos y estructuras que el cantautor uruguayo utiliza entre un álbum y otro y –también- entre las canciones del cada álbum entre sí invita a sospechar sobre la existencia de alguna unidad. De hecho, alguna vez, el propio autor se presentó como un "anticonceptualista". 


G