TEATRO PLATENSE

Últimas dos funciones de “Una cajita dentro de un cuaderno”.

Luego de quince funciones a lo largo del año, la obra de Alicia Durán cerrará su ciclo con dos últimas, este viernes y sábado a las 22:30hs en la sala Espacio 44.


Una cajita dentro de un cuaderno” es la obra narrativa de Humberto Constantini que Alicia Durán adapta y traduce con minuciosidad al lenguaje teatral formando una puesta pintoresca y viva en el marco de una fábrica de los años 60.

En este ambiente de ruidos mecánicos, repleto de voces de mujeres que se funden en la musicalidad ucrónica de las acciones de los personajes, se va a ir construyendo la historia de Stella, la protagonista que se encontrará en disputa con su entorno y con ella misma, al darse cuenta que siente deseo por una mujer. Esta mujer, a quien llaman La Piru, es la figura antagónica reconstruida con inquietud por la mirada del otro. Capitana de un equipo de básquet, heroína, admirable, la que rompe con la norma, por lo tanto, lo que se tiene que rechazar porque en lo profundo se desea con el temor implantado de una sociedad “miserable”.

En el fondo, un musical impecable sonando en vivo, que se desviste sin prejuicios al ritmo de un violoncello y un clarinete, que por momentos con cierta autonomía podría ser, sin duda, otra de las voces principales de la escena.

Como vemos, tanto en el espacio de la literatura, como en el teatro y en el cine a pesar de sus  diferentes lenguajes, se ha construido enfáticamente a lo largo de la historia del siglo XX, la visión de que la homosexualidad y el lesbianismo, deba aparecer en segundo o tercer plano o en su defecto desencadenada por un final trágico como modo correctivo, aplicando diversas técnicas como censuras y en la mayoría de los casos expresiones homofóbicas, para llegar ni más ni menos, a una “normalización” como mensaje para la sociedad, propuesta y reproducida por la violencia de la heteronorma y el capitalismo.

La Piru y Stella no escapan a esto, sin embargo, mientras conviven en la enajenación del trabajo de fábrica y las habladurías de los demás, existe una resistencia que tensa al tiempo de la prohibición del deseo.

Como relato de básquet, la Piru, “alma y nervio del equipo de Vélez”, arriesga su vida en el fuego. Su figura colosal cerca de la nube roja que la envuelve, una jugadora que se precipita en el destino de quien se va a forjar en la lucha de los contrarios.

Por último, Stella se sincera a sí misma: su angustia desborda el canto, luego el silencio, a tal punto que, su mirada desolada pero firme, rompe con la cuarta pared del teatro y denuncia un deseo arrebatado. Ese amor negado, que quedará en una cajita azul dentro de un cuaderno y en la memoria de los terceros.

La obra se podrá ver este viernes 8 y sábado 9 a las 22:30hs en la sala Espacio 44.


Guillermina G.