Defensa del Consumidor

Roberto Daoud: “Vemos empresas fortalecidas desde lo económico y un usuario que tiene seguir pagando un servicio deficiente un 100 o 150% más caro”

Así lo sostuvo el secretario de la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO), que además habló sobre los aumentos de las tarifas de electricidad avaladas por la Provincia y se pronunció sobre la llegada de Farmacity a territorio bonaerense.


El secretario de la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO)Roberto Daoud, analizó la suba de tarifas de servicios públicos y admite que desde la asociación no entienden "cuál ha sido la finalidad de los aumentos sino capitalizar los intereses de las empresas y no de los usuarios, no hay una respuesta de cómo se va a incluir a todos aquellos que están fuera del servicio público y hasta dónde va a llegar esta idea de sinceramiento".

Sobre el tarifazo en materia de facturación del servicio de electricidad por las distintas prestadoras en territorio bonaerense, que el Ejecutivo provincial a través del OCEBA avaló, Daoud expresó que "se había dejado entrever que iban a haber algunos aumentos que no superaban el 40%, las facturas claramente van a demostrar lo contrario para el mes de octubre y ahí la asociación va a hacer el primer planteo pidiendo la rectificación".

Sobre el comportamiento de los usuarios ante los atropellos de las prestadoras de los distintos servicios, el abogado platense defensor de los derechos del consumidor dijo: "Mas que acobardamiento creo que hay hartazgo, descreimiento en algunas cosas" y aseveró: "El organismo de control más importante de denuncias de servicios públicos y de consumo no es la Defensa del Consumidor, ni una oficina de servicios públicos, ni las defensorías, son los medios".

Al mismo tiempo se refirió a la posible irrupción de la empresa "Farmacity" en la provincia de Buenos Aires y el impacto que esto podría traer en el negocio farmacéutico y sobre la cuestión, Roberto Daoud consideró: "El ingreso de estas empresas corre esa cercanía tan importante que tiene el farmacéutico con su cliente y con la idea de bien social que tiene el medicamento, porque creemos que este debe escapar a la lógica de mercado".

- ¿Cómo está la situación de los consumidores?

Como asociación venimos trabajando desde hace 2 años en lo referido al aumento de los servicios públicos, tenemos en agenda los aumentos que se vienen este año y el que viene tanto en el ámbito nacional como en el provincial. Estamos analizando que cada aumento tenga una correlación primero normativa desde lo legal y la audiencia pública. El año pasado tanto en los servicios nacionales como en los provinciales se realizaron audiencias públicas, a partir de ahí los organismos autorizaron aumentos puntuales y lo que estamos analizando es si lo que reciben los usuarios en su factura tiene correlación con lo que autorizó el gobierno, en algunos casos todavía no han sido plasmados pero prevemos que los aumentos van a ser más importantes y es ahí donde estamos viendo cuáles acciones vamos a seguir.

- El aumento del gas es un tema nacional, ¿cómo estamos con el tema de la electricidad que depende de la Provincia?

- Con la electricidad vemos lo mismo, a principio de año en algunos medios se había dejado entrever que iban a haber algunos aumentos que no superaban el 40%, las facturas claramente van a demostrar lo contrario para el mes de octubre y ahí la asociación va a hacer el primer planteo pidiendo la rectificación. Lo que más nos preocupa son dos cosas respecto de los aumentos de los que no se ve la finalidad, primero cuál ha sido la finalidad de los aumentos sino capitalizar los intereses de las empresas y no de los usuarios, no hay una respuesta de cómo se va a incluir a todos aquellos que están fuera del servicio público y hasta dónde va a llegar esta idea de sinceramiento. En algún momento del año pasado, febrero-marzo, se decía que había que sincerar, actualizar las tarifas, ese sinceramiento supuestamente era la quita de subsidios a las empresas que no ocurrió, había un crítica respecto de aquellos usuarios subsidiados que podíamos pagar y quienes no, eso no se hizo, las empresas siguen recibiendo los subsidios, en realidad se subsidia al usuario y no a la empresa, y ha habido un aumento desmedido, lo que ha sido un beneficio para las empresas a lo que podríamos sumarle la condonación de deuda con el mercado eléctrico mayorista. Lo que vemos son empresas fortalecidas desde lo económico y un usuario que tiene seguir pagando un servicio deficiente un 100 o 150% más caro.

- ¿Puede ser que existe una especie de acobardamiento de la sociedad al hacer reclamos?

Más que acobardamiento creo que hay hartazgo, descreimiento en algunas cosas. El organismo de control más importante de denuncias de servicios públicos y de consumo no es la Defensa del Consumidor, ni una oficina de servicios públicos, ni las defensorías, son los medios. Hoy en día tiene una gran credibilidad hacer una denuncia en un medio y después en un organismo de control. Nos hemos hartado de la burocracia de los organismos de control, el tiempo que lleva y en la mayoría de los casos la poca efectividad, esto hace que la gente crea más en un medio que en un organismo de control. Entonces más que acobardamiento hay cansancio de ir y gastar el tiempo que podría utilizar para hacer otra cosa, salvo que sea importante, creo que ahí se debe trabajar en procedimientos rápidos, ágiles, prontos, en donde uno pueda hacer una denuncia inclusive desde su casa a través de internet o del teléfono y que tenga una respuesta ante esa queja.

"Farmacity"

- "Farmacity" en estos días está intentando instalarse en la provincia de Buenos Aires, desde la Defensoría del Pueblo bonaerense se está resistiendo a esto, ¿cómo ven ustedes esta posibilidad?

- Como asociación hemos tenido en otras oportunidades este tipo de debates ante la posibilidad de la llegada de estas grandes empresas y consideramos importante revalorizar al farmacéutico profesional y al medicamento como un bien social. El ingreso de estas empresas corre esa cercanía tan importante que tiene el farmacéutico con su cliente y con la idea de bien social que tiene el medicamento, porque creemos que este debe escapar a la lógica de mercado, podrán tener algunos beneficios más con el ingreso de estas empresas como que estén las 24 hs., pero en realidad creemos que primero hay que fortalecer al farmacéutico que es un vecino que está disponible las 24 hs., que va y compra el medicamento para aquella persona que no lo puede conseguir en otro lado, hay una relación farmacéutico-vecino que no tenemos que dejar de lado; y la característica de la medicina como bien social al comenzar a ingresar este tipo de empresas se pierde.