Armas a Bolivia

Expresidentes de Iberoamérica denuncian una "persecución" contra Mauricio Macri

Del español Aznar al paraguayo Wasmosy, pasando por el mexicano Fox, los exmadantarios se “solidarizaron” con Mauricio Macri y acusaron al presidente Alberto Fernández de participar de “una guerra híbrida”.


En el marco del avance de la investigación del envío ilegal de material bélico a Bolivia, numerosos expresidentes de Iberoamérica denunciaron una “persecución” contra Mauricio Macri tras la denuncia del gobierno boliviano sobre el envío de armamento durante el golpe a Evo Morales en 2019. A su vez, apuntaron contra el presidente Alberto Fernández por ser partícipe de la "guerra híbrida y jurídica diseñada por la extrema izquierda antidemocrática en las Américas".

"Se intenta manipular este caso para perseguir, con el concurso del gobierno actual de la Argentina, al expresidente Mauricio Macri", advirtió mediante un comunicado el grupo de líderes políticos reunidos en la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), un foro internacional no gubernamental que integran 37 ex Jefes de Estado y de Gobierno creado en el marco de la crisis de Venezuela. Entre sus integrantes se destacan los expresidentes José María Aznar de España, Álvaro Uribe de Colombia y no solo Mauricio Macri por parte de Argentina, sino que también lo integraba Fernando de la Rúa, fallecido en 2019.

Los 18 ex mandatarios que firmaron el comunicado, titulado Declaración sobre la criminalización de los liderazgos democráticos, aseguraron que “se intenta manipular” el caso de Bolivia para perseguir a Macri. De esta manera, apoyaron a su par argentino y sostuvieron que fue marcado como un "objetivo" al cual le abren causas judiciales "sin asidero real o por discrepancias manifiestamente políticas", perpetuado por "sus adversarios de la izquierda antidemocrática".

Además, destacaron su preocupación por el "secuestro del lenguaje democrático" por parte de las "izquierdas radicales antidemocráticas que aún subsisten en la región".

Acusaciones cruzadas

Con respecto a Bolivia, los integrantes de IDEA apuntaron contra el gobierno de Luis Arce por "revertir la narrativa" de los sucesos de fines de 2019 que derivaron en el golpe al expresidente Evo Morales. Según los miembros del foro, tras la renuncia del dirigente del MAS en 2019 las nuevas autoridades del país "revierten la narrativa, acusan a los medios de comunicación independientes, persiguen a quienes evitaron que el señalado incidente no comprometiese la viabilidad democrática boliviana, y ahora se judicializan a los ex presidentes que aseguraron dicha transición".

También señalaron hacia el presidente Alberto Fernández, quien en su momento ofreció una disculpa al gobierno boliviano, a quien también consideraron partícipe de la "guerra híbrida y jurídica diseñada por la señalada extrema izquierda antidemocrática en las Américas". El mandatario nacional había apoyado la denuncia de su par boliviano al acusar al gobierno de Mauricio Macri de colaborar “con la represión militar y policial” que tuvo lugar antes y después de la partida de Evo Morales del país.

Por último, los exmandatarios realizaron un llamado "imperativo" a la Justicia "al objeto de que no olviden que en sus manos reposa en última instancia el destino de las libertades democráticas".

Además del español Aznar, firmaron el comunicado los ex presidentes Óscar Arias (Costa Rica); Nicolás Ardito Barletta (Panamá); Felipe Calderón (México); Rafael Ángel Calderón (Costa Rica); Alfredo Cristiani (El Salvador); Vicente Fox (México); Federico Franco (Paraguay); Eduardo Frei (Chile); Lucio Gutiérrez (Ecuador); Osvaldo Hurtado (Ecuador); Jamil Mahuad (Ecuador); Mireya Moscoso (Panamá); Andrés Pastrana, (Colombia); Jorge Tuto Quiroga (Bolivia); Miguel Ángel Rodríguez (Panamá); y Juan Carlos Wasmosy (Paraguay).