Trotta ratificó el objetivo de que este año las clases vuelvan a ser presenciales

El regreso de las clases presenciales quedará en manos de los gobernadores

El ministro de Educación establecerá el criterio epidemiológico con el que se medirá el riesgo de volver a la presencialidad.


El gobierno nacional espera poder contar con una alta presencialidad en las clases durante este 2021 luego de un 2020 donde las clases se llevaron adelante a través de la virtualidad, pero dejará la decisión de retornar en manos de los gobernadores.

Para eso, el ministro de Educación, Nicolás Trotta comenzó una serie de reuniones con los gobernadores para establecer un criterio epidemiológico uniforme que les permita a las administraciones definir o no la vuelta a la presencialidad.

El último lunes, Trotta estuvo en Salta, donde aseguró que “Salta y toda la Argentina, con los cuidados necesarios y los protocolos adecuados, están preparadas para el comienzo de clases presenciales”.

En los últimos días, el gobierno nacional reafirmó su intención de volver si la pandemia lo permite, como dijo el jefe de gabinete, Santiago Cafiero: "Si queremos entre todos que en marzo se inicien las clases normalmente, tenemos que extremar los cuidados hoy".

El semáforo epidemiológico que rige actualmente mide el resultado entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos. 

Y también la incidencia: cuando el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100 mil habitantes, sea superior a 150.

Con esos parámetros, sumado a la campaña de vacunación de docentes que comenzaría en febrero siempre y cuando lleguen las dosis, serán los gobernadores quienes decidan la vuelta a la presencialidad. (filonews)