Resaltó rol de los Promotores de Salud

Gustavo Di Marzio: “El año deja un saldo doloroso pero una proyección positiva”

Así lo señaló el referente del Movimiento Evita en La Plata y la Región Capital que además dijo que la pandemia condicionó todos los registros de gestión del gobierno y hay “resultados alarmantes de pobreza y desempleo”, pero “hay señales positivas para revertirlo el año próximo”.


El referente del Movimiento Evita en La Plata y la Región Capital, Gustavo Di Marzio, afirmó que el año termina con un "balance doloroso" por las consecuencias de la pandemia y su impacto en los registros de gestión, sobre todo "con indicadores de pobreza e indigencia alarmantes", aunque se mostró "optimista respecto del futuro inmediato" a partir del año próximo.

"Sin dudas el balance de este año es doloroso. La pandemia sorprendió a todos, fue una enfermedad desconocida que costó entender cómo sobrellevarla para que los pueblos sufrieran lo menos posible. El gobierno desde el primer día puso sobre la mesa la salud como prioridad y por eso el saldo es positivo en relación con otros países del mundo donde colapsó el sistema de salud y más cantidad de muertos", afirmó el ex diputado provincial, en declaraciones al programa "No es lo que parece", que se emite de lunes a viernes de 13 a 15 por la FM 96.7 de La Plata.

Sin embargo, las consecuencias de las necesarias medidas de aislamiento y la parálisis de actividades tuvieron una contracara "triste", según Di Marzio, plasmada en "los registros alarmantes de pobreza e indigencia que ahora tenemos que revertir, siguiendo el mismo principio de cuidado de la vida con desarrollo".

Para esto, instó a "entender que pasamos la primera etapa hasta llegar a la vacuna, pero esto no terminó y hay que seguir cuidándose con responsabilidad", y una vez que comience el plan oficial de aplicación de las dosis de inyección contra el COVID "el Estado debe trabajar en conjunto con las organizaciones sociales en el operativo de logística".

En ese sentido, estimó que "se requiere desde mediados de enero una logística especial para garantizar la cadena de frío de la vacuna y llegar a los sectores más complicados de forma urgente", para lo cual "es fundamental el trabajo articulado entre el Estado y promotores como efectores, que garanticen llegar al barrio profundo, donde no hay servicios y a veces no llega ni la ambulancia".

Rol de las y los promotores de Salud

Di Marzio destacó el rol de los promotores de la salud como efectores y asistentes de las políticas públicas, ya que "las organizaciones libres del pueblo insertas en lo profundo de las comunidades garantizar llegar a los sectores postergados y son fundamentales para articular con el Estado".

Por esto, insistió en la necesidad de que esta militancia sanitaria desde las organizaciones de base "obtenga un día el reconocimiento con una remuneración monetaria como cualquier trabajador sujeto a derecho", porque aunque se logró la aprobación de una ley en la Provincia de Buenos Aires, "nos falta la reglamentación, su aplicación efectiva de encuadre de su labor en relación con el Estado", remarcó Di Marzio.

"Entendemos que de acuerdo al contexto que vivimos las prioridades de la gestión han sido otras para definir presupuestos y reconocimiento, pero vamos a seguir luchando", añadió el dirigente, que puso como ejemplo el logro de los promotores de salud en la Región Capital. "En La Plata conseguimos el reconocimiento de la labor por ordenanza y fuimos integrados a los comités populares de lucha contra la pandemia", explicó.

"Lo obtenido no fue sólo algo formal. Logramos estar en cientos de operativos detectar, entrar a esferas del municipio, de la Universidad, del ministerio de Salud de la Provincia, para trabajar en conjunto. Pudimos ayudar a llegar a todos los barrios periféricos, donde el 40 por ciento no tiene agua potable, con una sola política pública de sanidad frente al flagelo del COVID. Se trata de promover y mantener una concepción de salud integral con la labor conjunta del estado y las organizaciones del pueblo, inspirada en los principios del peronismo", indicó el dirigente del Movimiento Evita.

Diagnóstico

Di Marzio insistió en la importancia de "las políticas sanitarias implementadas por el gobierno con rapidez ni bien iniciada la pandemia" y a su vez "aplicar medidas sociales de contención frente a las consecuencias" del aislamiento y parálisis de la economía.

"Tenemos un saldo doloroso de una pobreza tremenda. Y pensemos que hay un gobierno que implementó el IFE, la AUH, el ATP para empresas y otras asistencias. Si hubiera seguido la lógica de mercado sugerida por los economistas y dirigentes que sugerían no emitir, no asistir y ajustar, hoy esto sería mucho peor aún. Por eso da bronca la caradurez de ex funcionarios neoliberales que defensores de ajustes y endeudamiento que se escandalizan por la pobreza, que no es consecuencia de esta gestión sino de planes de achique y exclusión que ellos aplicaron", sentenció el referente del Evita.

"Para darse cuenta del país que nos dejaron en términos sociales y de deuda, acá se convocó al IFE y se anotaron 12 millones de personas para recibir una asistencia de 10.000 pesos. Y encima nos dicen que de este se sale ajustando y ordenando las cuentas, en lugar reactivar la economía con políticas de empleo. Acá hay que fortalecer en capacitación de oficios, en los centros de formación profesional, volver a generar laburo. Esto debe hacerlo el Estado, porque el mercado no lo piensa ni lo quiere", añadió Di Marzio.

Más allá de la crítica política a los modelos de ajuste, el ex legislador provincial platense bregó para que desde el propio Frente de gobierno al que pertenece "podamos una vez iniciada la campaña de vacunación cambiar de agenda y retomar la de los planes de trabajo genuino para el desarrollo con inclusión, porque no hay otra manera para salir de un escenario con el 45 por ciento de pobreza y tanta exclusión".

Por esto, remarcó la importancia de "poder sentarnos todos los sectores que coincidimos en un proyecto de desarrollo en una gran mesa" y puso como señales de inflexión "la creación de la cámara de trabajadores de la economía popular, con la cual aspiramos a que haya distintos tipos de empresas o cooperativas, apostamos a que haya miles y miles de pymes".

Futuro

Di Marzio reiteró su convicción de que el año que viene será "mejor y marcará un punto de recuperación a través del trabajo consensuado en una gran mesa de integración de los sectores de la producción y el trabajo".

"Ante todo soy optimista por naturaleza. Pero en nuestro caso particular, por cómo se organizó el pueblo ante la pandemia y la enfrentó, cómo supo entender la crisis mundial y asumir que primero está la vida y comprender que esto no terminó. Por eso, una vez que comience la vacunación en simultáneo con la segunda ola, habrá que cuidarse y se saldrá adelante. Y una vez que termine todo esto tan doloroso, cambiará la agenda para trabajar juntos por la recuperación del empleo y el desarrollo con inclusión", concluyó el dirigente platense del Movimiento Evita.  (Cadena BA)