Resaltó impronta de Raverta

Paula Lambertini, Jefa Regional de Anses Conurbano II: “EL desafío es construir un Anses inteligente, cercano a las necesidades de cada argentino”

Así lo dijo la peronista platense que está como Jefa de la Región Conurbano II de la Anses que abarca La Plata, Conurbano Sur y La Matanza. Resaltó medidas del presidente Fernández que ejecuta Anses y la llegada de Raverta al frente del organismo. Además contó la actividad que están armando de manera virtual con motivo que el 20 de septiembre se festeja el Día del Jubilado.t


Paula Lambertini, a cargo de la Región Conurbano II de la Anses, que abarca gran parte del sur del conurbano bonaerense, la ciudad de La Plata y el municipio de La Matanza, respecto al área que le toca gestionar, describió: "Cada región tiene sus particularidades y en nuestra zona tenemos los cinco o seis distritos más poblados de la Provincia. Si tenemos en cuenta que Anses da prestaciones y programas sociales a más de la mitad de los argentinos, más de la mitad de ellos se encuentran en nuestro territorio, lo cual implica una gran responsabilida.

"Si bien Anses tiene programas sociales que contienen a las personas desde que nacen, como la Asignación por embarazo y el programa de Protección social para trabajadoras y trabajadoras registradas hasta que son adultos mayores, con las prestaciones previsionales; en el marco de la pandemia y por decisión del presidente Alberto Fernández, el organismo es el principal ejecutor de las políticas públicas para afrontar la delicada situación económica y social que estamos afrontando", enfatizó Lambertinien diálogo con "No es lo que parece" por FM 96.7 de La Plata.

El aislamiento social, en vigencia por diferentes etapas desde el 20 de marzo pasado como principal medida para mitigar el contagio de Covid-19 complicó la situación económica de muchas familias e implicó una medida extraordinaria por parte del Estado: el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), al respecto la funcionaria señaló: "El IFE, que consiste en una ayuda de 10 mil pesos, alcanza a casi 9 millones de personas, lo cual implicó para las arcas del Estado un desembolso inicial de 90 mil millones de pesos y ya vamos por el tercer pago; que se fue extendiendo en la medida en que se fue extendiendo el aislamiento. Este ingreso le permitió a muchos monotributistas y trabajadores informales poder llevar un plato de comida a su mesa.

"En principio, se había diseñado una política pública para 3 millones de personas que luego se transformaron en 9 millones, la mitad de la población económicamente activa. Esto nos permitió, también, hacer un diagnóstico de la situación en la que estamos y no solo producto de la pandemia: 3 de cada 4 personas que cobran el IFE no tenían trabajo registrado desde septiembre de 2017 hasta diciembre de 2019, lo cual nos muestra la profunda desigualdad en la que quedamos luego de cuatro años de gobierno de Macri"amplió.

"Anses también es el órgano ejecutor de aquellas medidas para trabajadores registradas, en una medida también inédita en el mundo, como la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que implicó el financiamiento del sueldo de trabajadores de Pymes y comercios, con hasta el 50% aportado por el Estado, lo que les proporcionó un ingreso directo y ayudó a que el sector privado no se desmantelara", completó.

Cambio en la atención

Desde el 1 de mayo y coincidiendo con la asunción de Fernanda Raverta, los trabajadores de Anses fueron declarados "esenciales", por lo que se reincorporaron a los lugares físico de trabajo, salvo aquellos contemplados entre las personas con factores de riesgos o a cargo de chicos en edad escolar.

"Tener que trabajar de manera virtual significó para la Anses modificar sus normativas, ya que siempre se requirió de documentación física para el inicio de un trámite, como la presentación y validación de un DNI de quien acude a alguna dependencia, trámite que se transformó en online a través de la página www.anses.gov.ar", explicó Paula Lambertini.

"También tuvimos que readecuar las instalaciones para poder implementar los protocolos sanitarios, lo que implicó la compra de insumos como alcohol en gel, termómetros, mamparas protectoras y otros elementos esenciales para el cuidado tanto del trabajador como del ciudadano que asiste a una oficina"puntualizó la funcionaria.

"Nos encontramos, además, -prosiguió- con que una gran parte de la población no tenía los medios tecnológicos para poder hacer una consulta o solicitar un beneficio de manera virtual, por lo que volvimos a la atención presencial de manera gradual y hoy ya tenemos todas nuestras oficinas abiertas al público".

En referencia a la modalidad de atención, Lambertini indicó que, quien requiera de atención presencial, "debe solicitar previamente un turno a través de la página web del organismo o por medio del 130, número telefónico donde se centralizan las consultas" y relató: "La atención presencial es solo para aquellas personas que no puedan solucionar de manera online su solicitud y lo que buscamos por medio de esta opción, es garantizar la atención de todos minimizando la afluencia de público a las oficinas y evitar riesgos sanitarios tanto para la población como para los trabajadores del Anses".

Fernanda Raverta la primera mujer al frente del Anses

Luego de la polémica decisión de abrir las entidades bancarias para el pago de haberes previsionales en medio de una ola creciente de contagios y con poco más de un mes de gestión, el director ejecutivo, Alejandro Vanoli designado inicialmente por el presidente Alberto Fernández, fue reemplazado por Fernanda Raverta, trabajadora social con una mirada muy amplia hacia los sectores vulnerables.

"La llegada de Raverta al Anses fue un hecho inédito, ya que la Agencia siempre había estado dirigida por hombres. Fernanda le aporta una mirada muy humana, acorde a las características del organismo. Tiene una sensibilidad social muy especial y una orientación notoria hacia los grupos más vulnerables. Esto implicó la puesta en marcha de un método de trabajo que reforzó la inteligencia de la Anses, comenzó a construir un organismo que le permita que la gente acceder con más facilidad a sus derechos, pero con la sensibilidad social que este momento, inédito en el mundo, requiere"sostuvo Paula Lambertini sobre el cambio de timón en la administración de Anses.

"En lo personal es un gran desafío. Tenemos la responsabilidad de lograr un Estado cercano a cada argentino y con vocación de resolver sus problemas, de construir un canal institucional firme y en función de las necesidades. Este tránsito en medio de la pandemia nos está permitiendo un aprendizaje que, seguramente, una vez terminada la emergencia, podremos aplicar con mucha eficiencia"consideró sobre su rol en el Anses..

Mes del jubilado

Tradicionalmente, las diferentes regiones de Anses preparan festejos y actividad para celebrar, el 20 de septiembre, el día del jubilado y pensionado, festejos que se hacen realizan a través de diferentes actividades. "La pandemia nos obliga a ser más creativos y no vamos a poder hacer un festejo como los tradicionales, sino que lo haremos de manera virtual", adelantó Paula Lambertini.

Y contó: "Este festejo tiene una tradición en nuestro país y estamos pensando en sacar una revista 'oral', que implica distintas secciones que se puedan ir construyendo a lo largo de los distintos encuentros. Para la tapa, por ejemplo, estamos viendo la posibilidad de tener algún artista y un jubilado o jubilada que se anime a una hacer expresión plástica o pintura en vivo; una sección de cocina saludable con un cocinero o cocinera de renombre también junto a algún jubilado o jubilada; una sección de ejercicios físicos…".

"El objetivo es generar un espacio de acompañamiento para aquellas personas que, por diferentes motivos, se encuentran lejos de sus afectos, acompañarlos y generar un programa cultural que nos permita cercanía"; concluyó Lambertini. (Cadena BA)