Estudiante de la UNLP

Melany Drake, voluntaria para probar la vacuna vacuna de Pfizer y BioNtech: “Es una buena oportunidad para ayudar”

Así lo dijo esta joven platense, estudiante de abogacía de la UNLP, que contó los detalles de la experiencia y apuntó: “Me sorprendió el perjuicio, me dijeron si pagaban, que estaba loca, si no tenía miedo…y yo creo que hay que tener decisión no miedo, no es una pavada pero estoy confiada y lo hice para que esto se termine lo antes posible”,  


Melany Drake es una joven vecina platense, estudiante de la Facultad de Derecho en la Universidad Nacional de La Plata y es voluntaria para probar la vacuna elaborada por Pfizer y BioNTech.  En declaraciones a "No es lo que parece" por FM 96.7  de La Plata contó detalles de la experiencia y cuestionó los prejuicios sobre el tema.

“Me di la primer dosis este domingo a las 15 hs en el Hospital Militar de Palermo, Capital Federal”, señaló Melany Drake y agregó:: “No lo pensé mucho, estaba en redes sociales y apareció un chico que puso un formulario, me dio curiosidad y me anoté”.

Luego, contó: “Tantos días encerrados, tantas cosas feas que pasan, gente que no puede trabajar y esta es una buena oportunidad para ayudar, sin ninguna otra cuestión, solo ayudar  no pensé que me iban, y cuando me llamaron hablé 40 minutos con una médica que explicó el procedimiento y dije que sí”.

Además, Drake explicó  que “me pagaron el remis, me dieron barbijo, todos los elementos de seguridad personal y un documento para firmar -se lo envié a mi hermana que es abogada para que lo revise- y lo firmé segura. Me hicieron extracción de sangre, orina y luego prueba de embarazo porque embarazadas o lactantes no pueden realizar la prueba. Después realizaron el hisopado y la inyección, estuve 30 minutos esperando una reacción desfavorable que por suerte no hubo  y entonces continúo con el proceso”.

Más adelante, Melany relató: “Es totalmente voluntario y entregan un celular donde todos los domingo pongo como me siento,  si hay cambios de temperatura, corporales con un número de emergencia por cualquier situación que por ahora no pasó con ningún voluntario de las dos etapas anteriores”. 

En cuanto a la continuidad de su vida señaló que “sigue normal , el estudio dura 2 años y tengo que ir 6 meses, primero dentro de 21 días, para la segunda dosis y después reiterar”.

“Me sorprendió los comentarios cuando conté a mis allegados, me sorprendió el perjuicio, me dijeron si pagaban, que estaba loca, si no tenía miedo…y yo creo que hay que tener decisión no miedo, no es una pavada pero estoy confiada y lo hice para que esto se termine lo antes posible”, comentó y para concluir Melany consideró: “Me llamó la atención ver mucha gente mayor y pocos jóvenes y una de las personas que trabajan en el lugar me explicó que los jóvenes exigían dinero y me parece que no todo en la vida es eso”.