Vacunación infantil

Por la pandemia, la vacunación infantil cayó hasta un 50% en algunas provincias

El aislamiento y la suspensión de las clases son algunos de los factores que explican la merma. Las autoridades advierten que la falta de vacunación trae el riesgo de brote de enfermedades como la coqueluche, la meningitis o el sarampión.


El hospital de pediatría Garrahan advirtió esta semana que en cuarentena bajó más del 50 por ciento la vacunación infantil en relación a 2019 y en las provincias el panorama es semejante, según indicaron las autoridades sanitarias locales.

Patricia Campos es la responsable del programa de Enfermedades Inmunoprevenibles de la provincia de Buenos Aires, manifestó que desde que comenzó la cuarentena se evalúa el cumplimiento del calendario de vacunación que da cuenta de "una caída de al menos 50%" en las dosis aplicadas a niños en los primeros seis meses de vida durante marzo, abril, mayo y junio".

La médica indicó que "el riesgo es que resurjan enfermedades inmunoprevenibles como son la coqueluche, algunos tipos de meningitis o el sarampión –una enfermedad viral altamente transmisible– que disponen de una vacuna segura y eficaz que está incluida en el Calendario Nacional de Inmunizaciones, gratuito y obligatorio".

En cuanto a la baja sensible en el cumplimiento del calendario de vacunas, adjudicó como una probable causa "que la gente se suscribió a la cuarentena, y tal vez los papás tienen temor a salir a vacunar a sus niños" pero remarcó que "existe un permiso especial para concurrir a las consultas médicas".

En Salta, la jefa del Programa de Inmunizaciones, Adriana Jure, explicó que en en esa provincia la vacunación también se vio afectada por la pandemia, sobre todo la de los chicos en edad escolar, de los 5 y a los 11 años, debido a la suspensión de las clases: "Este año, la vacunación se resintió sobre todo en los lugares de mayor población, como la capital salteña, Orán, Tartagal", indicó.

Si bien en edad escolar se aplican las dosis de refuerzos, meningococo y papiloma humano (VPH), es en esta última donde la situación es crítica: "Todos los años, en junio o julio, tenemos el 100% de la población objetivo vacunada, pero este año tenemos un fuerte atraso, de por lo menos un 50%", señaló la funcionaria y compartió la preocupación de las autoridades sanitarias salteñas.

En Santa Fe, la médica pediátrica Soledad Guerrero, coordinadora de programa de inmunizaciones de la provincia, dijo que se "registra una baja en la vacunación infantil, la misma que hay a nivel nacional. Nosotros tenemos una cobertura de entre el 40 y el 50% con una vacuna antigripal para niños menores de 2 años, y el resto de las vacunas en este semestre del año rozan coberturas que no ascienden a más del 50%".

Y agregó que "la pandemia ha hecho que la gente no se acerque a los centros de salud donde están los vacunatorios por temor y también se ha resentido el control sano del niño, que es una enorme oportunidad para la vacunación y también en la provincia tenemos coberturas que estamos tratando de elevar, que no supera el 50% en todas las vacunas".

En Entre Ríos, la situación es parecida: el jefe del programa de inmunizaciones, Claudio Niz, dijo que la provincia está "en la misma circunstancia" que el resto del país, donde a causa de la pandemia y por el "temor de las familias" cayó la vacunación.

Allí, las coberturas "rondan un 20 y 30%, ya sea en recién nacidos, de 2 a 11 meses, un año, 18 meses, ingreso escolar y 11 años", detalló, mientras que en La Rioja, el gobierno local estima que el alcance es del 40 por cient.

En Mendoza, la clave también está en la escuela: la responsable del programa de Inmunizaciones, Iris Aguilar, dijo hoy que "como la fortaleza para la vacunación de 5 y 11 años es la vacunación escolar y no hay clases presenciales, claramente es el grupo que ahora estamos abocados a recuperar".

En lo que respecta al resto "de los grupos etarios nuestra provincia no ha tenido un gran impacto con respecto a las coberturas", señaló la funcionaria.

"En Santiago del Estero tuvimos la estrategia de vacunar casa por casa con los agentes sanitarios a la población infantil, lo que permitió que solo disminuya un 10% la llegada en relación al año pasado", indicaron fuentes del Ministerio de Salud de la provincia.

En Chaco, por su parte, el derrumbe en la vacunación es menor: el jefe del departamento Inmunizaciones, Leonardo Villavicencio, afirmó que hay "una caída en las coberturas de las vacunas del 17% en niños menores de 1 año de edad", y señaló como ejemplo el caso "de la Triple Viral, una vacuna trazadora que se aplica a los 12 meses, que es la edad a la que más cuesta llegar en el contexto de pandemia que vivimos, pero con el resto del calendario estamos bien".

En el sur del país la cosa es mucho mejor: Claudio García, subsecretario de Salud de Santa Cruz, explicó: "Aquí, hemos superado la cantidad habitual de vacuna, en chicos y embarazadas, estamos bien en relación con igual período de años anteriores, en algunos lugares por encima y en otros con porcentajes similares".

Por su parte, la jefa del Departamento provincial de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles de Chubut, Mariela Brito, aseguró que allí "no bajó sustancialmente el índice de aplicaciones del calendario de vacunación pediátrica en relación al año pasado y solo se registró una merma del 3%".

Y en Neuquén, Araceli Gitlein, referente de Inmunizaciones del Ministerio de Salud provincial, informó que los datos del primer semestre del año indican que "en la vacunación del menor de dos años y embarazadas estamos unos cuatro puntos abajo que en el mismo semestre del 2019", aunque es "alentador" el promedio de "vacunación en niños de 5 años y de 11 años que se encuentra alrededor del 40%". (telam)