El 25% de los casos de Covid-19 que se confirman pasaron por una consulta virtual de este centro

Médicos, estudiantes y voluntarios buscan por teléfono casos de coronavirus en Buenos Aires

El Centro de Telemedicina de Covid-19 (CeTec-19) del Ministerio de Salud bonaerense abrió en abril y ya realizó 30.154 llamadas en busca de posibles contagios.
Por Juliana Ricaldoni


Unos 160 médicos, estudiantes avanzados de la carrera y voluntarios que integran el Centro de Telemedicina de Covid-19 (CeTec-19) del Ministerio de Salud bonaerense tienen a cargo la búsqueda de casos sospechosos de coronavirus, y desde su apertura, a fines de abril, ya realizaron 30.154 llamadas que derivaron en la internación o aislamiento de los positivos.

A partir de esas teleconsultas que atienden todos los días de la semana de 9 a 18 se activan una serie de pasos que concluyen con el diagnóstico certero y, de ser necesario, con el ingreso a un centro médico o el aislamiento del paciente.

El 25 por ciento de los casos de Covid-19 que se confirman a diario en territorio bonaerense pasaron por una consulta virtual a cargo de los profesionales de este centro o de algunos de las sedes ubicadas en las Regiones Sanitarias V, VI, VII y XI, mientras otro 50% se confirma en hospitales o clínicas y el 25% restante por llamados a los números locales.

El CeTec-19 funciona en un gran salón del Ministerio de Salud, en la ciudad de La Plata, donde los profesionales trabajan en la detección precoz y el rastreo inmediato de contactos estrechos de coronavirus.

Durante una entrevista, Sebastián Crespo, coordinador médico del CeTec-19, explicó que los efectores de salud se encargan de comunicarse con las personas para ratificar o descartar si cumplen con el criterio de caso sospechoso.

Los profesionales están conectados a una plataforma informática que les indica los datos de las personas a las que deben llamar.

"Nosotros contactamos a la gente que ya llamó a la línea de comunicación ciudadana 148 o que se realizó el autotest con la app del Ministerio y que, por sus síntomas, pueden tener la infección por Covid-19", dijo Crespo, quien precisó que "cuando nos atienden, indagamos sobre su estado de salud".

Los profesionales, entonces, mantienen una conversación similar a la que tendrían en un consultorio médico con un paciente: indagan sobre los síntomas, consultan si forman parte de un grupo de riesgo y en qué circunstancias viven.

"A la gente le encanta que la llamemos. Las personas se sienten cuidadas, escuchadas y colaboran con nosotros. Les explicamos por qué se tienen que aislar hasta tener los resultados y qué tienen que hacer. Si descartamos el caso, les explicamos por qué", subrayó.

Cuando los médicos confirman que están ante un caso sospechoso de acuerdo al protocolo vigente, se da aviso en tiempo real mediante una plataforma digital a la región sanitaria en la que se encuentra el o la paciente y ésta, a su vez, notifica al sistema de salud local, que envía una ambulancia y un equipo para realizar el hisopado que terminará por confirmar o descartar el diagnóstico.

"Por día llamamos a 1.280 casos sospechosos. El sistema permite que el efector que tiene que realizar la tarea reciba la información más procesada. Después de la comunicación que la persona hace a la línea 148 y de nuestro contacto telefónico, hay un 32% de casos que se descartan. Entonces 7 de cada 10 van a hisoparse en el municipio", aseveró Crespo.

El coordinador del sistema sostuvo que "cuando empezó a funcionar la línea 148 toda la información iba directo a los municipios pero ahora está este filtro para saber qué casos merecen ser evaluados o ameritan visitas".

Crespo detalló que, en caso de que los síntomas de alerta sean confirmados, se prioriza la atención en base a criterios epidemiológicos y luego se deriva al municipio con categoría "alta o baja".

"No es lo mismo una persona joven con síntomas leves que está en su casa, que otra que supera los 60 años o tiene una enfermedad de base como EPOC o cáncer, ni tampoco quienes presentan mucha dificultad para respirar o aquellos que trabajan en instituciones cerradas como cárceles, geriátricos, neuropsiquiátricos u hospitales", graficó el médico.

Las situaciones de urgencia en las que debieron llamar a una ambulancia para asistir a la persona en el momento fueron hasta ahora pocas, dado que "en la mayoría de los casos nos comunicamos con la gente el segundo o tercer día del primer síntoma y las dificultades respiratorias se presentan al día 7, 8 o 9", indicó el profesional.

Desde la semana pasada, el CeTec-19 comenzó a realizar además la identificación precoz de los contactos estrechos de los ciudadanos bonaerenses a los que llaman.

El coordinador afirmó que en las comunicaciones telefónicas, los profesionales sanitarios les preguntan a las personas cuáles fueron los familiares o amigos que estuvieron a menos de 2 metros suyo por más de 15 minutos sin barbijo, o quiénes viven o trabajan con ellos.

"Pedimos datos de esas personas: nombre, apellido y teléfono para contactarlas y poder cortar la trasmisión del virus enseguida. Inmediatamente, hacemos el llamado para indicarles el aislamiento hasta que esté el hisopado de la primera persona con la que hablamos", añadió.

Crespo advirtió que toda la tarea "vale la pena" para cuidar a la población en momentos en que la curva de contagios de coronavirus está en ascenso y enfatizó que el trabajo se enmarca en la concepción de que "este Estado ve a la salud como un derecho". (telam)